Nunca es tarde para aprender


Hace un año todo era tan distinto,
me sentía estresada,
no quería estar donde estaba.
Estaba frustada.
Me dolía el alma.

Veo esta foto y me emociono


Me dolía, porque entendía que tenía un llamado y que, hace rato tenía que tomar el rumbo de mi vida en mis manos, pero sobre todo en manos de mi Dios.

Esta foto, muestra uno de los talleres más lindo, que hasta ahora he hecho.

Justo en esta imagen, estaba la abuelita de una de las participantes hablando de lo emocionada que se sentía, con lágrimas en sus ojos, de participar en este encuentro y de que, a pesar de su edad, nos expresó, que siempre, pero siempre, se puede aprender, y podemos ser mejor

Y que una señora con tanta experiencia nos diera este mensaje, fue muy conmovedor para mi también, porque es la verdad, para ser mejores, no hay tiempo, no hay edad, es una decisión. 


Que bello es compartir entre mujeres que, en vez de criticar, nos sumen.

Que satisfactorio es verlas a ustedes diciéndose cosas lindas y reconociendo lo bueno del otro y lo de ustedes mismas. 

Me encanta hacer esto.
Me encanta que mis palabras puedan al menos hacerte soñar un poco.
Me encanta vivir esta vida. 

Y te cuento esto, porque si ahora no te gusta lo que ves, lo que haces, quienes te rodean, tu trabajo, y demás, quiero que sepas que sí, que todo va a estar bien.


Comienza a buscar la salida.
Inicia a reunirte con quienes te suman.
Sigue a esos que te pueden aportar.

Y mi amor, créeme que lo lograrás… No desesperes, que nada sucede a nuestro tiempo, todo sucede cuando tiene que suceder.

Cree en ti. Porque yo ya creo. 

💃


Con amor, 
Ale

💓

6 Replies to “Nunca es tarde para aprender”

Responder a New Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.